escribir para vivir, vivir para vivir

En este espacio verde encontraras mis escritos; pertenecen a diferentes epocas y se apoyan en experiencias incluso contradictorias. Los inserto en un orden aleatorio y solo si me parecen vivos, si los veo llenos de emoción; si siento que sus conflictos y felicidades son capaces de aportar una mirada diferente y sus letras merecedoras de un breve instante en la pantalla. Es mi sentimiento, opinarás tu lo mismo?, nos vemos un cordial abrazo Ciriaco Yáñez.

Ciriaco Yáñez
Un camino hacia el cielo
http://www.ciriacoyanez.com/
email: ciriacoyanez@gmail.com
telf (0034) 976214855
06.Zaragoza.España

mis vinos : http://www.hacevinos.es/




lunes, 18 de agosto de 2014

Atropello


Atropello

Una sombra

Ni intuida ni temida

Golpe sordo

Cómica cara de espanto

Del conductor

Parece un dibujo animado

Sus gestos son graciosos

Su estupefacción

Horror

Patetismo

Me levanto

Dolorido

Ha sido poco

Reparo

En que yo miraba

La calle

Pero

En el sentido

En el que vienen los vehículos

En casa

Es el contrario

Atropello

Estupefacción

Del conductor

Mía también

Me habla

No pasa nada

No pasa nada

Solo me duele

Un poco

He salido del seminario

a buscar vendas para mi pie roto

seven eleven 24h

Donde está la bolsa?

No recuerdo

La tenia en la mano?

No recuerdo

De donde ha salido

Ese coche

Las caras del conductor tan graciosas

No pasa nada

No se preocupe

Se mesa los ralos cabellos

parece una mala novela

negra

me vuelo al seminario

mañana me dolerá todo

en el entrenamiento

pero hoy me regocijo

porque estoy vivo

estoy bien

solo la cabeza

donde está la bolsa?

Solo los morados de mi hombro

De mi pierna

De mis costillas

Me dirán mañana

Que no fue un sueño

Y la bolsa?

No lo se

La perdí

Como en un sueño

Algo se me abalanzó

Un tigre

Un dragón?

No

No fue algo épico

Un coche

Con un rostro

Cómico

Un hombre con un susto

A él pegado  

Un hombre que esa noche

Le dirá a su mujer

Cosas

Tal vez llore de angustia

Tal vez sufra

Pobre

Yo me restriego

Con alcohol de romero

Mi compañeros de habitación

Me ofrecen unos tragos

Sigo sintiendo

Intuyendo tarde

El bulto que se precipita

Inexorable

Como la muerte

Me descuidé y perdí

Un momento y fue tarde

Recuerdo su cara

Faz cómica llena de pesar

Cara de kabuki

Hilarante

Donde está mi bolsa?

Donde

domingo, 17 de agosto de 2014

Viaje Ciriaco Yañez 2014


Terremoto

Tiemblo por dentro

El mundo se mueve

Brutal desamparo

Irreal final

Siento

Sufro

Miedo

Miro

Tokiotas sin un gesto

Nada sucede

Para ellos

La tierra se mueve

Las casas oscilan

Las gentes no se inmutan

Se aceleran

En pos de sus destinos

No han movido una ceja

Irreal

Lo he soñado?

Terremoto

Para mi un mundo

Para ellos

Una nota

A pie de pagina

No se cantean ni las bicicletas

Terremoto

La fuerza del hombre

La fuerza

Que se sobrepone

La fuerza del mundo

Hoy gentil

Mañana… mañana

Falta mucho para mañana

Busco la cena

Me tiembla el alma

Terremoto

Te temo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El casino ilegal

Exploro

Callejeo

Es lo que disfruto

Entro

Salgo

Miro

Me arriesgo?

Si

Entro buscando sushi

El sitio tiene una pinta

Inmejorable

Mucho sabor

encuentro una timba

Las pilas de billetes no dejan

Lugar al engaño

Las señoritas

Tampoco

Los señores

Parecen salidos

De un manga

De una película

Konichiwaaaaaaa

Uno se levanta

Me increpa

Salgo pitando

El menda detrás

Gritando

Aventuras

Como cuando era joven

Me tiemblan las piernas

La pipa en su mano

Acongojaba

acojonaba

Curiosidad

Gato muerto

Hoy me río

Ángeles guardianes

Curiosa la foto

De las pilas de billetes

De las señoras

Del menda gritando

Curiosa foto

 

 

 

 

 

 

Callejeo

Encuentro

Un artesano del hierro

Cuchillos

Hojas

Que cortan el aire

Hojas

Vírgenes de sentimientos

Vírgenes de gotas rojas

En sus filos

Hojas que cortan el aire

Cortan la mirada

El artesano pule

Lima

Lija

Pule

Es un metrónomo

Tiene la cadencia del pianista

Del cantar de ciego

Hay una poesía extraña en su cerviz doblada

Doblando el hierro

Una y otra vez

Sobre si mismo

Como quien cuenta y recuenta una historia

Un poeta de ciego

No me entiende

No logro llegar a él

Perdido en su mundo

De hierros duros

No hay te

No ha compasión en esta casa

Quiero comprar un cuchillo

No me hace caso

Le insisto

Le importuno

Me dirige a la salida

Sin compasión

Es curioso

Como el elemento ha domado

Al hombre

Dureza de hierro

Manto de silencio

Adusto gesto

Dureza de hierro

 

 

 

 

 

La lluvia

Me he demorado

El día ha sido largo

Me he perdido en un dedalo

De calles

He vagado sin rumbo

El día se ha ido ennegreciendo

No he reparado en como oscurecía

No se me ha ocurrido que lloviera

Y

De golpe

Un mar que cae del cielo

La luz desaparece

La mirada

No puede atravesar la cortina de agua

Me he perdido

No se donde estoy

No reconozco

Las calles

No se donde estoy

El agua me llega al calzón

los pies se resbalan en las pozas que se han convertido los zapatos

Siento que se moja

Hasta el ultimo pelo

No importa

No hace frío

Es una ducha al aire libre

Pongo la cartera

Los dineros

En una bolsa

Y camino bajo el ciclón

Buscando algo en lo que orientarme

Tras un largo rato

Encuentro una pared inmaculada

Que reconozco

Al poco encuentro

El hostal

El recepcionista

Un hombre muy mayor

saca una toalla

Con la que restaño mis heridas

Acuáticas

Una ducha

Un Ofuro

Y a la calle a buscar la cena

Es divertido

Tan abrupto como empezó

El diluvio cesa

Me aventuro en busca

De la manduca

El conserje me ofrece un paraguas blanco

Ajado

Útil

Lo llevo con cuidado

Me río

Hace un calor sofocante

Es de noche

Es imposible

hace unos minutos

Cayó  el cielo

Ahora calla

 todo es quietud

La cena espera

Famélico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Callejeo

Me gusta

Disfruto los olores

Reparo en las gentes

Sus miradas

Cansadas

Expectantes

Forzadamente divertidas

Los saludos

Las reverencias

Las cortesías

Encuentro sitios

Muchos sitios que

Cuentan sus historias

Un bar de vinos

Un bar de pinchos

Los cuévanos con los rescoldos en la calle

Los espetos

Siempre los ramen

Los sorbidos

Los ruidos

Siempre el sushi

Esculturas pintadas de maravilla

Callejeo

Me gusta descubrir

Los tokiotas son amables

A veces encuentras

Un soso

Un solo para japoneses

También en casa existen

Los sosos

Las personas son amables

Se esfuerzan en ayudar

La medida de sus atenciones

Sus cortesías

 

Ciriaco Yañez Zaragoza kitamoto


Alfarero

Voy de la mano

Un alfarero

Quiero ver

Su trabajo

Miro como acaricia

La tierra

La ama

Amará así a su mujer?

Me pregunto

Mientras le veo tocar, acariciar, sentir

Le veo rasguñarla, sentirla

Le veo pigmentarla, olerla

Le veo hornearla, tocarla

Le veo

A dos pasos

En silencio

Le veo hacer las dos piezas

Son únicas

El alfarero

Las ha torneado

Pulido

Sentido

Son raras

Ajenas a la cerámica

Francesa, voluptuosa

Inglesa, solemne

Alemana, cortante

Árabe, sensual

Portuguesa, triste

Española, doliente

El alfarero ha puesto un sentimiento

En cada una de las dos piezas

Juntas se complementan

No hablamos

Las tomo

Me voy

Unas horas

Fuera del tiempo

El te servido por la anciana

El silencio en el taller

Las piezas que se arraciman en los anaqueles de vieja madera

De oscura madera

Piezas que no se venden

Solo están ahí

En sus viejos anaqueles

De madera oscura

El viejo alfarero

La anciana señora del te

Hablar

Comunicarse es un juego

Un juego de intenciones

Si el otro quiere

Es cosa fácil

Si el otro no juega

Es imposible

Comunicarse es un juego

De miradas

Gestos

Afirmaciones

De palabras pergeñadas

En el aire

Oisi

Chichi nasai

Konichiwa

Domo

Dozo

Cuatro gestos

Amabilidad

Paciencia

Preguntas y respuestas

Con ganas de ayudar

Comunicarse es un juego

un juego de intenciones

amabilidad

 

martes, 22 de octubre de 2013

esta mañana

esta mañana con esas cosas de los médicos he cambiado el ritmo. Esta mañana las calles tenían otro color, las calles se escuchaban diferentes. Los pájaros todavía no habían levantado el vuelo aunque ya alborotaban entre las ramas de los plataneros del canal. Los patos buscaban afanosos entre los junquitos algo que llevarse al pico, cuando un par de horas después se hartarían de pan entregado por ajadas manos, por jóvenes manos. Esta mañana las personas con las que me cruzaba eran diferentes, tenían sus propias preocupaciones, sus lamentos y dolores. Esta mañana las miradas eran tristes, preocupadas, displicentes algunas. todas prestas a ser confortadas por las manos blancas. Esta mañana el mundo se veía diferente. Ahora ya en la vinatería yáñez atendiendo como si hoy fuera un día normal, como si el ritmo fuera el mismo, igual a cualquier otro día.

viernes, 4 de octubre de 2013

camino a la vinatería

Esta mañana camino a la vinatería yáñez, montado en mi bici, cruzándome con muchas personas reparo en que a algunas las reconozco por sus perfumes. No por sus nombres, carreras, ocupaciones que ignoro, por sus perfumes Por esas maravillas de los horarios nos cruzamos todos los días de manera casi mágica, unos dias en un sitio, otros en otro. Hoy he reparado en que sus perfumes van delante abriendo camino, o detrás dejando una insinuación en el aire. Algunas señoras huelen a primavera, otras eligen el otoño, algunos señores se rodean de axe, otros de flores, los más de viril loción de afeitar. Perfumes, aromas formas de presentarse.Yo en mi bici los atisbo un instante y me imagino sus historias.

sábado, 7 de septiembre de 2013

comienza

Comienza el curso

presento el curso
primer día
primer minuto
les cuento
les hablo
intento motivarlos
me doy cuenta
es muy pronto
hay algunos que
no seguirán
se percibe
su desidia
su fastidio
otros no saben
que hacen aquí
aún otros están
contentos
ilusionados
hoy es el primer
día
tengo que refrenarme
no puedo darles
todo
el primer día
debe venir
la criba
que queden
los que quieran
cocinar
mejorar
no es un castigo
es un premio
les cuento
mis ideas
mis anhelos
veo su escepticismo
casi ríen
al oírme
“quiero que sean felices
Cocinando”
Les cuento
Mi jefe se ha
Olvidado de mi
Han pasado
Tres horas
Cuando
Solo debían ser
Diez minutos
Se rebullen
En los asientos
Incómodos
Les despido
Hasta el día siguiente
Se acerca el listillo
El desconfiado mira
El interesado
Espera
Agotado
Nervioso
No se que he dicho
Solo se
Que quiero que sean felices
Cocinando
Que disfruten
Adquieran cultura
piensen
diferente
Que sepan
sentir
lo que está bien
lo que está mal
y elijan
viva la diferencia
tengo miedo
cansancio
casi ganas de llorar
quedan
ciento ochenta
días juntos
tengo miedo
de no ser
capaz



letras

“Letras desde la cárcel” son solo pequeñas resmas de palabras nacidas a bote pronto solo con un sentimiento, solo con una imagen.
Son resmas de palabras sugeridas, nacidas de los sucedidos en el tiempo en que disfruté de una nueva faceta de mi formación: ser profesor de cocina. Ser profesor para un grupo de alumnos que se encontraban internos en prisión.
Las ilusiones, los roces, las victorias, las derrotas de esos seis meses se fueron escribiendo en pequeñas oportunidades, en una cuneta , en un arcen, en el aparcamiento de la prisión. También hay otra lectura si tomamos la idea de cárcel en abstracto… Letras que ahora ordeno y os ofrezco.

Ciriaco Yáñez
Zaragoza 2013
Primera mañana

Amanece
La clase empieza
A las nueve
Monto en
El viejo coche
Son las siete
Conduzco en silencio
Alrededor
El mundo se despereza
El camino
Está expedito
No hay obstáculos
El viejo coche
Responde
Me pasan todos
Parece que no tengo
Ganas de llegar
El día se
Despereza
Es invierno
Enero
Comienza
El año
Comienza
Algo nuevo
Tengo
Miedo
Ansiedad
Me paro en el arcen
Entro en
Cariñena
Alargo la llegada
Subo el puerto
Bajo el puerto
Salgo de la autovía
Entro en la carretera
Me desvío
Me admiten en la verja
Aparco
Alargo el tiempo
Casi son las nueve
Tengo que
Bajar
Entrar
Acceder
Ponerme
Delante de la clase
Sigo en el coche
Espero
No se el que
Un gato negro pasa
Me mira
Es chocante
Verlo en medio del campo
Se queda mirando
Me siento
Como si el universo
Me mirase
Parece uno de
Esos instantes
Definitorios
Lo que suceda a partir de ahora
Me cambiará
Si me voy ahora
Me cambiará
Si entro también
Me cambiará
Como elegir
No quiero ser cobarde
Prefiero morir
Lo demás ya lo he vivido
Entrar ahí dentro no
Entonces decido entrar
Entro
Todavía no ha salido el sol
Entro en la cárcel

miércoles, 28 de agosto de 2013

letras desde la carcel

Prologo
“Letras desde la cárcel” son solo pequeñas resmas de palabras nacidas a bote pronto solo con un sentimiento, solo con una imagen.
Son resmas de palabras sugeridas, nacidas de los sucedidos en el tiempo en que disfruté de una nueva faceta de mi formación: ser profesor de cocina. Ser profesor para un grupo de alumnos que se encontraban internos en prisión.
Las ilusiones, los roces, las victorias, las derrotas de esos seis meses se fueron escribiendo en pequeñas oportunidades, en una cuneta , en un arcén, en el aparcamiento de la prisión. También hay otra lectura si tomamos la idea de cárcel en abstracto… Letras que ahora ordeno y os ofrezco.

Ciriaco Yáñez
Zaragoza 2013

Primera mañana

Amanece
La clase empieza
A las nueve
Monto en
El viejo coche
Son las siete
Conduzco en silencio
Alrededor
El mundo se despereza
El camino
Está expedito
No hay obstáculos
El viejo coche
Responde
Me pasan todos
Parece que no tengo
Ganas de llegar
El día se
Despereza
Es invierno
Enero
Comienza
El año
Comienza
Algo nuevo
Tengo
Miedo
Ansiedad
Me paro en el arcen
Entro en
Cariñena
Alargo la llegada
Subo el puerto
Bajo el puerto
Salgo de la autovía
Entro en la carretera
Me desvío
Me admiten en la verja
Aparco
Alargo el tiempo
Casi son las nueve
Tengo que
Bajar
Entrar
Acceder
Ponerme
Delante de la clase
Sigo en el coche
Espero
No se el que
Un gato negro pasa
Me mira
Es chocante
Verlo en medio del campo
Se queda mirando
Me siento
Como si el universo
Me mirase
Parece uno de
Esos instantes
Definitorios
Lo que suceda a partir de ahora
Me cambiará
Si me voy ahora
Me cambiará
Si entro también
Me cambiará
Como elegir
No quiero ser cobarde
Prefiero morir
Lo demás ya lo he vivido
Entrar ahí dentro no
Entonces decido entrar
Entro
Todavía no ha salido el sol
Entro en la cárcel

lunes, 19 de agosto de 2013

letras desde la carcel, ciriaco yañez 2013

Prologo
“Letras desde la cárcel” son solo pequeñas resmas de palabras nacidas a bote pronto solo con un sentimiento, solo con una imagen.
Son resmas de palabras sugeridas, nacidas de los sucedidos en el tiempo en que disfruté de una nueva faceta de mi formación: ser profesor de cocina. Ser profesor para un grupo de alumnos que se encontraban internos en prisión.
Las ilusiones, los roces, las victorias, las derrotas de esos seis meses se fueron escribiendo en pequeñas oportunidades, en una cuneta , en un arcen, en el aparcamiento de la prisión. También hay otra lectura si tomamos la idea de cárcel en abstracto… Letras que ahora ordeno y os ofrezco.

Ciriaco Yáñez

Zaragoza 2013 

Primera mañana

Amanece
La clase empieza
A las nueve
Monto en
El viejo coche
Son las siete
Conduzco en silencio
Alrededor
El mundo se despereza
El camino
Está expedito
No hay obstáculos
El viejo coche
Responde
Me pasan todos
Parece que no tengo
Ganas de llegar
El día se
Despereza
Es invierno
Enero
Comienza
El año
Comienza
Algo nuevo
Tengo
Miedo
Ansiedad
Me paro en el arcen
Entro en
Cariñena
Alargo la llegada
Subo el puerto
Bajo el puerto
Salgo de la autovía
Entro en la carretera
Me desvío
Me admiten en la verja
Aparco
Alargo el tiempo
Casi son las nueve
Tengo que
Bajar
Entrar
Acceder
Ponerme
Delante de la clase
Sigo en el coche
Espero
No se el que
Un gato negro pasa
Me mira
Es chocante
Verlo en medio del campo
Se queda mirando
Me siento
Como si el universo
Me mirase
Parece uno de
Esos instantes
Definitorios
Lo que suceda a partir de ahora
Me cambiará
Si me voy ahora
Me cambiará
Si entro también
Me cambiará
Como elegir
No quiero ser cobarde
Prefiero morir
Lo demás ya lo he vivido
Entrar ahí dentro no
Entonces decido entrar
Entro
Todavía no ha salido el sol
Entro en la cárcel

martes, 4 de junio de 2013

sigo con el viñador

a ver si os gusta. un trozo de mi novela el viñador y otros cuentos de ribera CY2010, la estoy retocando y me gustaría saber que opináis.
...
Y don Fermín no reblaba, dale que te dale seguía buscando citas sobre el vino en la Biblia y le hablaba a Pedro de otras religiones como el judaísmo, o con el Islam o el budismo. Los comparaba con sus propios preceptos pues este mosen era un librepensador a quien los absolutismos horrorizaban. Además no le resultaba extraño pensar que todas las religiones y tal vez ninguna, estuvieran en el camino correcto.

-Don Fermín
-Dime Pedro
Y ya tenemos la conversación montada, pues a don Fermín le gusta argumentar todos los puntos de vista y acercarse al interlocutor. Escuchar lo que dice e intentar entender lo que quiere decir de verdad.

-Porque hay pobres?
-La pobreza es un sentimiento del alma Pedro. Si amas estás lleno. Hay personas que no tienen nada. Escucha esta historia: Un niño abandonado y solo sin nada. Se cruza con él un clérigo, como yo, y se queda abatido. Llega a la iglesia y se pone a rezar. Le dice a Dios “como puedes permitir eso, como no haces nada” y Dios le responde “ te creé a ti”. Nosotros podemos cambiar el mundo Pedro.

-Don Fermín porque hay pobres?
-Canastos con el crío. Se decía el cura ante la insistencia del niño
-No lo sé Pedro. Supongo que para probarnos y hacernos crecer. No lo se.
-A mi me gustaría ser rico
-Y para que querrías ser rico Pedro?
-Le compraría una casa a mi madre y ya no tendría que semillear con las mujeres, y a mi padre le compraría un traje para venir a misa e ir a la taberna de Valbuena a jugar al mus. Y a usted le compraría un cerdo bien grande para que le hicieran jamones y chorizos buenos, buenos. Y a Jacinto una boina y un viaje a ver el mar, que siempre dice que le gustaría ver el mar.
-Y para ti no quieres nada?
Después de pensárselo un poco, Pedro asiente.
-Quiero que los niños no me digan inclusero. Que significa inclusero don Fermín?
-No te preocupes de eso hijo , tu no eres un inclusero. Te lo aseguro.
-Me lo jura don Fermín
-No se debe jurar en vano hijo. Pero te lo digo de todo corazón no eres un inclusero.
-Me dicen los otros chicos que mi padre no es mi padre y mi madre no es mi madre. Es eso verdad?
-Tu padre es tu padre y tu madre es tu madre. Son las personas que te han criado desde el primer día de tu vida.
-Dígame la verdad don Fermín.
Ante eso, ya desarmado el mosen no pudo sino capitular.
-Mira Pedro. Yo te encontré en la viña, de noche. La vieja perra te olfateó y casi te suelto una perdigonada. Los pámpanos de las vides se habían doblado formando una especie de bóveda, tu estabas debajo. Recién nacido. Te traje al monasterio y a los días te llevé con tu padre y tu madre que a partir de entonces fueron muy felices. Creo que tanto como tu en una casa tan amorosa.
-Gracias por contarme la verdad. Ahora ya no lloraré cuando me vilipendien.
-Anda que palabra. De donde la has sacado?
-El señor Txomin tiene muchos libros y me los presta. Algunos son raros, pero me gusta leer con mi padre. Los cuido para que no se desencuadernen.
-Venga vamos a prepararnos para la misa. Luego cogemos la bicicleta y nos vamos a Pesquera. Tu vas en el manillar.
-De acuerdo padre.
Esa fue la primera vez que Pedro llamó padre al padre Fermín. No fue la última.

el viñador


a ver que os parece, sigo tocando mi pequeña novelita "el viñador y otros cuentos de ribera". Ciriaco Yáñez 2010/12
Todavía no
La cosecha de 1916
La vendimia había sido preciosa, alegre y sin problemas. La fiesta del final con el primer mosto tenía algo telúrico  y de rito de paso.
- Esta cosecha no es la cosecha Txomin
-Si ya lo sé Pedro, esta cosecha no tiene garra. El año ha sido tan bonancible que no ha tenido que luchar. Ha salido la uva sosa, como los que nacen muy ricos y no saben lo dura que es la vida.
-Que hacemos con la uva?
-Mira Jacinto, la uva no esta mal. Para el Valbuena valdrá , aunque lo haremos en tres años, no en cinco. No os apuréis será bien bueno, pero no tanto como habíamos soñado.
La fiesta de la vendimia se prolongó hasta que el cielo se oscureció por completo. Aún los rescoldos de las brasas humeaban en el suelo y la música de la guitarra revoloteaba en el aire cuando nuestro Pedro se escabullía tras las tapias de las casas del poblado. Un ágil y discreto salto le permitió pasar al corral de Ana, la viuda de Cosme, un peón de labranza muy achacoso, que había casado cuando ya había dejado la juventud muy atrás. Ana había enviudado hacía dos años y ya mayor para volverse a casar con alguien joven esperaba por si alguna de las mujeres fallecía y dejaba un hueco en un hogar. La soledad era dura, la cama fría y un poco de ayuda para vivir, aunque fuese una poca de seguridad, bienvenida era. Ana tenía tres hijas medianas, las dos mayores sirviendo en una casa bien de Bilbao, la pequeña se iría en uno o dos años y se quedaría sola. Precisamente Pedro la sobresalta mientras ella piensa en ello “patatas con arroz, patatas con arroz” se repite como en n salmodio. Y eso mismo le dice a Pedro cuando ve al mozo entrar en la cocina.
-Patatas con arroz
-Perdona? No te he entendido
-Patatas con arroz, una frase que decía mi madre cuando hay que conformarse con lo que tienes.
-Ah¡ no te había entendido
-Entra y no hagas ruido que Dolores está dormida.
Pedro se puso detrás de ella y le tomó de los senos con fuerza, tal como a ella le gustaba. Le apartó la cabeza y le mordió en el cuello, mientras levantaba la falda y trajinaba con la mano dura, ajada, en una caricia suave como el terciopelo,  hasta que la mujer no pudo sino decirle:
-Que me vengo¡¡¡
Luego de unos instantes de silencio y de reposo Ana rompió el momento
-Mira que me tienes cogida bien. Me jodes como a mi me gusta. Que pena que no seas un hombre por que sino me preñaba de ti, y no te librabas mozo.
-Ahora te voy a demostrar si soy un hombre o no soy un hombre. El tono de furia de Pedro suavizó la voz de Ana.
-Hazme lo que quieras, que te lo has ganado, pero no te corras en mi. Si quieres terminar dentro, entra por detrás.

La madre de Pedro ve como el mozo llega bien mediada la media noche. No es una ingenua y la verdad es que no hay muchas mujeres disponibles en el poblado, así que está enterada de la historia de su hijo y reza para que no sea una dicha desgraciada con algún vástago malvenido.

martes, 22 de enero de 2013

conociendo el vino

a ver que os parece, estoy trabajando en "conociendo el vino" mi libro sobre la divulgación del vino y su cultura.

Conociendo el vino: la cata entre amigos
bebiendo, viendo, viviendo el vino

Hace casi treinta años me hice cargo de la vinateria yañez, nuestra pequeña tienda de vinos sita en la zaragozana calle madre sacramento, en el numero diez y seis. Recuerdo esa mañana, era febrero, tenia quince años. Conocía el vino de la estupenda bodega que mi padre tenia en su bar “el humilde rincón “, all´´i el vegasicilia 3 año era el vino de la casa, entonces costaba 100 ´´o doscientas pesetas la botella. Eso y el champán francés primero y luego el cava, el fino de Jerez, el pedro ximenez en los postres. Era un bar muy peculiar, con mucha personalidad donde primaba el producto del día y el humor que don Jose tuviera, las angulas con espárragos ,los solomillos al champán, los dulces marinos de trufa…y siempre el vino.
Esa mañana de febrero hacia mucho frío y yo estaba muy asustado aunque no lo parecía, en unos momentos la persiana estaba levantada, los cambios en el cajón de madera que hacia las veces de caja registradora, y yo esperando a mi primer cliente como quien espera a su novia. Han pasado casi treinta años y aun sigo esperando el primer cliente del día con mucho cariño, como quien espera a su novia.
Aquel primer día solo expendí nuestro vino a granel. Fue lo único que se vendió. Parece que siempre hubiera estado allí, con el mandil, expectante: “ cinco litros de tinto especial…” me pedían, “un cuartillo de moscatel para rosquillas” …ora un litro de clarete, ora un blanco de pajarilla.
Tenía quince años.
Ese día entro un señor que yo conocía y respetaba, un conocido de mi padre, era ya tarde casi era hora de cerrar, venia borracho, ebrio, llevaba una melopea de órdago, un tablón de obra, una cogorza de escándalo, estaba como una cuba, me pidió una botella de vino, me negué a vendérsela, se indigno, me negué, se enfado, me negué, se cabreo, me negué y con todo el dolor de mi corazón le puse de patitas en la calle.
Aquel fue mi gran primer día en la vinatería yañez. Y una reflexión me acompaño hasta el lecho, ¿puedo yo vender algo que hace que los seres humanos se torne en bestias? Y aquella noche de insomnio me hice una promesa, no vendería nunca a personas desaprensivas, ni a niños, ni a quienes considerase inestables. Vendería vino a quienes quisieran disfrutar de una bebida culta, importante en el devenir de la historia, quienes quisieran beber y vivir sensaciones sensuales, inteligentes. Y yo mismo me fui acercando al vino como quien aprende a manejar una pistola cargada. En los años siguientes nunca me embriague y muchas veces en actos sociales donde me reunía con colegas de profesión se intrigaban de que apenas bebiera, siempre el comentario hiriente del falso amigo, siempre el recuerdo de aquel hombre embriagado a mi vera, para no desmerecer. Y así hasta hace unos años en los que pude conocer el verdadero cariño de la amistad y donde pude soltarme la melena y disfrutar entre amigos de verdad del vino, de sus sensaciones tan bellas, de su aroma incomparable, de la suave conversación que no adormece sino que nos hace reflexionar y conocer y sentir todo lo que hay tras un cuadro, tras una foto, tras un libro…tras un vino.
Y durante estos casi treinta años de trabajo, de esfuerzo, de pasión siempre una máxima “ el vino es placer, es cultura, es disfrute”. Esta reflexión personal me llevo a sentir que para disfrutar el vino era necesario conocerlo, conocer su historia, conocer sus zonas de producción, patearlas, ver las diferencias, sentir y beber los diferentes vinos en sus mismos pagos, y así aquel mismo día empecé a estudiar el vino, a disfrutarlo desde el conocimiento y la amistad.
Así os invito a acompañarme en este viaje al vino, con el vino y con amigos.

Ciriaco

miércoles, 19 de diciembre de 2012

feliz navidad


Felicitación Feliz by Ciriaquito

Verás, escribo esta nota para felicitarte, para felicitaros, el año, la vida,

Te escribo con las ganas de que el amor, la paz, la armonía, el desarrollo, la justicia y la creación se expresen para ti y en ti; en tu obra de ahora hasta que entregues tu alma.

Otros años os he enviado una de mis poesías, me encanta escribir poesía. Este año he pensado en pensar.

Felicitar es fácil, “felicidades” y ya está
Y un poco más allá?
Buenos deseos de corazón, querer cambiar el mundo en lo grande y en lo pequeño.
Cambiar lo que nos rodea, cambiar lo que somos y como nos relacionamos con nosotros, con todo lo que tocamos, vemos, imaginamos
Amor para ver lo mejor : amistad, cercanía, empatía
Cojones ( u ovarios, o cualquiera otra formula que identifique el valor) para luchar por lo bueno, para evitar :el pesimismo, el apocamiento, la intimidación

Seis bendiciones que me gustan mucho
Bendición del hebreo “berakah” que significa: Prosperidad, alabanza a Dios, regalo, tratado de paz
Que Dios te bendiga, es una bendición muy especial para mi pues en mi infancia la oía en la conversación cotidiana y ahora ya no la encuentro ni escrita
“que Dios te bendiga”, me encanta¡
“que Alá te guarde”
Bendiciones de todos los budas a todos los seres sentientes “Om Mani Pädme Hum”
“…buenos pensamientos, buenas palabras, buenos actos” (Zoroastro, un gran maestro un poco olvidado)
“..asegurar que la sabiduría fuera suficiente para todo el mundo (Mani, otro que tal)


Bendiciones, deseos de corazón para que tu mundo, el mundo de todos, sea dichoso y pleno de amor.
Armonía, desarrollo, justicia, creación, amor, alegría…hasta el infinito y más lejos todavía

Feliz Vida
Ciriaco Yáñez
Madre sacramento 16. El taller Yáñez.Zaragoza

viernes, 23 de noviembre de 2012

hadas

Esta mañana, de amanecida, te han tocado las hadas, te han rozado con sus alas ,te han devuelto a la inocencia, te han dibujado una lagrima en el brillo de tus pestañas. Se han ido pero tu las sigues sintiendo allí, volando quedas recordándote que estás viva, esa vida que te duele en cada sorbo de aire

viernes, 12 de octubre de 2012


estaba escribiendo algo sobre este día del pilar , aquí en la vinatería mientras las gentes pasan vestidas de fiesta con atuendo preciosos y rostros alegres, en compañía de sus seres queridos y , por unas horas alejado el espectro del miedo y la confusión y cuando me he querido dar cuenta he escrito unos párrafos. Luego de un momento...¡¡¡me he dado cuenta de que eso ya lo había escrito en el pasado" madre mía , que viejo soyyyyyyy. Jajjajja.
Veréis, estando hoy en la vinatería me han llegado, como en una filmación, las imágenes de los últimos treinta y cinco años de pilares. Tradicionalmente hemos abierto la tienda y cuando mi padre tenía su bar "el humilde rincón" el barecito también lo abríamos.
Esta mañana recuerdo aquellos días de otoño cuando todos mis amigos se iban con sus familias a pasear, a tomar el vermouth. Mi padre me montaba en el coche y nos veníamos al bar. Yo tenía, nueve, diez años, once tal vez y, hala¡ a fregar el suelo, limpiar la cocina, los baños, cortar el pan, mirar que no se pegara la salsa de las cigalas, ni que los solomillos se quemaran...Muchas pequeñas cosas, luego llegaba todo el mundo y en dos horas no se paraba ni un segundo, más pan, lavar vasos que no quedan¡¡¡ Mi padre era una maquina, atendía con rapidez y siempre tenía un comentario para sus amigos, los que no eran amigos simplemente no comían... Uno de aquellos años, recuerdo que no quería ir , quería quedarme en casa. Al final sin más me monté en el coche y desde casa de mis padres bajábamos por la gran vía y nos fueron desviando sucesivamente por diferentes calles. Yo, en secreto deseaba que no pudiésemos llegar, que nos volviésemos a casa. Mi padre no cejó en su empeño y callejeando encontró una manera de llegar a esta sufrida calle madre sacramento
" calle madre sacramento
tan sufrida y tan callada
allí ha tomado aposento
un bar que es una gozada
es un sitio singular
que en animo de atenderte
en menos que canta un gallo
te monta un tenderete...
así escribía el poeta Macario sobre el humilde rincón
pues como os decía llegamos, llegamos. Lo preparamos todos y llegó la gran ola del vermouth
un grupo de hombres, mujeres y niños , se puso en medio del local, yo les atendí, tenía once años
les serví y como quien no quiere la cosa se fueron sin pagar. Aún los veo irse  taimados y contentos.
Yo no me atreví a decir nada, pensaba que habrían abonado su cuenta a mi padre. Cuando este se percato del sinpa la bronca que me pegó fue de órdago. Creo que no me habló en un par de semanas.
Cuando me hice mayor, tenía dieciséis años  y solo tenía que venir a abrir la tienda siempre me sentía como estar de vacaciones.
días del pilar un poco diferentes

martes, 2 de octubre de 2012

velada y madrugada dedicadas a corregir mi ultimo librito "el viñador y otros cuentos de ribera", no se porque me ha entrado una cierta urgencia en darle los últimos toques. El preludio de algo nuevo, y la  necesidad de terminar cosas empezadas? o Carlos Sancho que está día si , día también talandrandome para qeu lo haga circular? No lo se, solo se que está terminado. Me voy a preparar un buen almuerzo de regalito...

sábado, 22 de septiembre de 2012

lloran


a ver que os parece, es de mi libro "el viñador y otros cuentos de ribera" al que estoy remozando cual vehiculo ferrarista.

lloran las viñas ("el viñador y otros cuentos de ribera" CiriacoYáñez" 2012)

Mi padre era un romántico. Para explicarme que era la poda me escribió esta nota. Me la dejó prendida en la nevera para que la encontrase, luego debió volver a cogerla y guardarla. Porque la guardaste padre?  Ahora mientras la releo me acuerdo de él, de este mismo papel que pendía de la puerta del frigorífico cubierto por su letra de amanuense, del grafito de su lápiz.

En estos días las viñas lloran por los cortes sobre sus brazos, la poda cumplió su objetivo de descargar de leña la planta y ahora , con el calor, la vida se rebulle y escapa por esas superficies; escapa como lagrimas que se secan, se evaporan dejando un rastro de lloros sobre el rostro de la cepa. El campo esta precioso y en el aire una rapaz, una ratonera y su pareja se desplazan raudas, sendas perdices se han levantado sobresaltadas y más nos agitan que nosotros a ellas, me cuenta Jose Maria que tal vez alguna liebre se digne a visitarnos restregándose los ojos y hocicos en el fresco y vital aire de la mañana; el aire huele a plantas de monte, a vida callada, a gesto adusto de quien se sabe puesto a prueba, el aire huele a vida. Los arroyos todavía cantan entre las lascas de pizarra, lascas que se quiebran bajo mis dedos curiosos, en la superficie ni tan siquiera una gota de rocío. Que bonita esta la viña. Ya me imagino los vinos que podré hacer, ya me imagino el momento de la vendimia y como lo voy a hacer este año :el gran vino del pago de mollorido, el gran blanco de la viña de un camino, tan vieja y tan alta que se rozan las nubes, ese blanco dará muchas satisfacciones y será diferente , quiero un blanco que cuente su historia, lo conseguiré? es pronto para decirlo, paso a paso hijo paso a paso.

jueves, 12 de julio de 2012

regalos

pequeños regalos 
que vienen envueltos en papel de amor
lazos de luz
celofán mandarina
me encanta la mujer
tiene algo magico en si misma
siempre te aporta una gota de luz
todas tienen algo de hada
todas sueñan sueños de besos robados
todas? todas¡
todas no
algunas te enseñan lo que es el dolor
otras te enseñan lo que es el placer
la mujer entra en tu sueño
y sonríe
su mirada de celofán naranja
ciriaco yañez 2012 cartas nocturnas

lunes, 2 de julio de 2012

volivendo

volviendo de clase, faltan cuatro semanas para el examen y los fantasmas se despiertan... Como expresar la esencia de lo que hay que enseñar al tribunal en cuatro palabras?:Preparar, mantener la preparación,lanzarse,pasar, finalizar. Parece sencillo? lo parece

sábado, 30 de junio de 2012

introducción, conociendo el vino




Conociendo el vino: la cata entre amigos
 bebiendo, viendo, viviendo el vino


Hace casi treinta años me hice cargo de la vinateria yañez, nuestra pequeña tienda de vinos sita en la zaragozana calle madre sacramento, en el numero diez y seis. Recuerdo esa mañana, era febrero, tenia quince años. Conocía el vino de la estupenda bodega que mi padre tenia en su bar “el humilde rincón “, all´´i el vegasicilia 3 año era el vino de la casa, entonces costaba 100 ´´o doscientas pesetas la botella. Eso y el champán francés primero y luego el cava, el fino de Jerez, el pedro ximenez en los postres. Era un bar muy peculiar, con mucha personalidad donde primaba el producto del día y el humor que don Jose tuviera, las angulas con espárragos ,los solomillos al champán, los dulces marinos de trufa…y siempre el vino.
Esa mañana de febrero hacia mucho frío y yo estaba muy asustado aunque no lo parecía, en unos momentos la persiana estaba levantada, los cambios en el cajón de madera que hacia las veces de caja registradora, y yo esperando a mi primer cliente como quien espera a su novia. Han pasado casi treinta años y aun sigo esperando el primer cliente del día con mucho cariño, como quien espera a su novia.
Aquel primer día solo expendí nuestro vino  a granel. Fue lo único que se vendió.  Parece que siempre hubiera estado allí, con el mandil, expectante: “ cinco litros de tinto especial…” me pedían, “un cuartillo de moscatel para rosquillas” …ora un litro de clarete, ora un blanco de pajarilla.
Tenía quince años.
Ese día entro un señor que yo conocía y respetaba, un conocido  de mi padre,  era ya tarde casi era hora de cerrar, venia borracho, ebrio, llevaba una melopea de órdago, un tablón de obra, una cogorza de escándalo, estaba como una cuba, me pidió una botella de vino, me negué a vendérsela, se indigno, me negué, se enfado, me negué, se cabreo, me negué y con todo el dolor de mi corazón le puse de patitas en la calle.
Aquel fue mi gran primer día en la vinatería yañez. Y una reflexión me acompaño hasta el lecho, ¿puedo yo vender algo que hace que los seres humanos se torne en bestias? Y aquella noche de insomnio me hice una promesa, no vendería nunca a personas desaprensivas, ni a niños, ni a quienes considerase inestables. Vendería vino a quienes quisieran disfrutar de una bebida culta, importante en el devenir de la historia, quienes quisieran beber y vivir sensaciones sensuales, inteligentes. Y yo mismo me fui acercando al vino como quien aprende a manejar una pistola cargada. En los años siguientes nunca me embriague y muchas veces en actos sociales donde me reunía con colegas de profesión se intrigaban de que apenas bebiera, siempre el comentario hiriente del falso amigo, siempre el recuerdo de aquel hombre embriagado a mi vera, para no desmerecer. Y así hasta hace unos años en los que pude conocer el verdadero cariño de la amistad y donde pude soltarme la melena y disfrutar entre amigos de verdad del vino, de sus sensaciones tan bellas, de su aroma incomparable, de la suave conversación que no adormece sino que nos hace reflexionar y conocer y sentir todo  lo que hay tras un cuadro, tras una foto, tras un libro…tras un vino.
Y durante estos casi treinta años de trabajo, de esfuerzo, de pasión siempre una máxima “ el vino es placer, es cultura, es disfrute”. Esta reflexión personal me llevo a sentir que para disfrutar el vino era necesario conocerlo, conocer su historia, conocer sus zonas de producción, patearlas, ver las diferencias, sentir y beber los diferentes vinos en sus mismos pagos, y así aquel mismo día empecé a estudiar el vino, a disfrutarlo desde el conocimiento y la amistad.
Así os invito a acompañarme en este viaje al vino, con el vino y con amigos.

sábado, 3 de marzo de 2012

mañanita

mañanita tendera en la Vinatería Yañez. Una semana llena de actividad me ha dejado poco tiempo para cuidar a la tiendecita. Se pone mustia y se frufuña. Así que esta mañana la he barrido, limpiado los cristales, he puesto un poco de música tibetana, un poco de incienso y estoy ordenando. Las cajas tienen la tendencia a rebujarse entre si, a mezclarse, se amigan y luego no hay manera de encontrar lo que buscas, traspapelado en el almacén. Así que esta mañana trabajo que no se ve pero se nota mucho, cajas para un sitio , para otro. Ordenando mientras atiendo en la Vinatería esta mañana de sábado


el lunes es fiesta local en Zaragoza, la cincomarzada. A donde me voy en ese día de libertad? en ese día en el que otros pueblos está laborando normalmente...Me voy a Francia a ver como va mi burdeos? con parada obligada en San Sebastian, y sueño profundo en Sant Emilión en "esa" habitación con vistas que tantas veces me ha cobijado solo o acompañado? dirijo mis pasos al mar a soñar un vino lleno de pizarra y carácter? me acerco al sitio de las hadas en el bosque del Moncayo, a ver los viñedos emboscados con mi amigo y consejero borjano Roberto?, me voy a Valbuena a la tierra de mi padre a ver si florece mi ribera? Me voy a Rioja con mi amigo Igor a ver si ensamblamos nuestro nuevo rioja? un día de fiesta en Zaragoza, una ventana al mundo mundial, un día para soñar...

jueves, 1 de marzo de 2012

Preparando un almuerzo muuy especial. Un entrañable reencuentro con amigos encontrados en lejanos países cuando viajaba por esos lares dando la vueta al mundo en plan mochilero. Una pareja preciosa qeu se formó en Laos y con la qeu desayunabamos fideos. Recuerdo aquellos desayunos después de que la dama eligiese al italiano guapo como un dios griego y desestimase las atenciones de este que suscribe. Como me encantaban, seguimos viajando juntos y tras las acaloradas noches que les suponía, y que oía a través de los delgados tabiques que separaban nuestras "alcobas" desayunabamos hablando de lo divino y lo humano, intercambiando confidencias llenas de corazones rotos. De aquellos días guardo un recuerdo precioso y es por ello que les estoy preparando para almorzar unos fideos al wok, según la receta qeu pude observar entonces, con alguna variación, claro. La idea es cocer los fideos al dente, y luego pasarlos a una sartén o wok donde los fries con un sofrito de verduras y/u hortalizas, se le añade un poco del caldo de la cocción y se deja evaporar al fuego sin cesar el movimiento. Para enriquecerlo se puede añadir en ese momento un poco de vino, cebollitas glaseadas, manos de cerdo, gambas...casi lo que se te ocurra. Yo le voy a hacer hoy plato único de fideos con muchas cosas y mi vino preferido el yáñez seda 08. Va a ser una mañana de risas y recuerdos en el taller.

viernes, 24 de febrero de 2012

cocinando para los amigos qeu vienen a cenar esta noche al taller en nuestra noche de viernes. He ido a comprar y he adquirido una ventresca que me va a hacer modificar la propuesta. Estaba tannnn fresca qeu saltaba del mostrador...Cuando iba a comprar con mi padre para "el Humilde" siempre le preguntaba porque elegía esta o aquella pieza. Porque no la que el pescadero le ofrecía. Él, poco dado a las explicaciones, me indicaba con voz gutural: "las agallas rojas,escamas brillantes, el buen olor, que no huela a pescado..." pequeños indicadores de la frescura del bicho en cuestión. Cada vez que paseo por el mercado me acuerdo de aquellas bolsas llenas a reventar que acarreábamos hasta el restaurantito. Tenía siete u ocho años, parece que ha sido esta misma mañana.

viernes, 3 de febrero de 2012

28 años

Esta mañanita me he despertado con la sensación de que alguna onomástica se me escapaba...Una fecha para recordar y que se me había olvidado.Al llegar a la vinatería he caído¡¡¡ Hoy hace 28 años qeu trabajo aquí.Tal día como ayer se jubilaba el señor Bernad tras 31 años al lado de mi padre. Mi padre me puso las llaves en la mano y me dijo: mañana abres tu la tienda¡. Tenía 15 años. Hoy ha pasado casi una vida y al abrir la persiana esta mañana me sentía tan lozano como aquel lejano día. Casi podía sentir a mi lado a aquel muchachillo que con los libros de latín bajo el brazo atendía a las señoras qeu entonces venían a adquirir vino a granel, barras de hielo,sifones, y algunas estupendas botellas que entonces empezaban a poblar nuestras estanterías. Recuerdo que aquel primer día tuve que despachar a sendos borrachuzos que venían a trasegar a las pipas de castaño de 800 litros, atender a numerosas señoras " un cuartillo de moscatel" " medio litro de jerez" "un octavo de anís para rosquillas", subírselo a sus casas y de postre, por la tarde empezar a lavar y azufrar los fudres donde guardábamos el vino para que se asentase antes de la venta. Recuerdo que dibujaba y leía todo el día, cuantos miles de libros habrán caído entre estas paredes esperando a nuestros clientes? recuerdo que no teníamos calculadora y hacíamos las cuentas en resmas de papel que nos regalaban en la imprenta de enfrente. Recuerdo que alguna señora me hizo un simpa, recuerdo a los amigos que se hicieron mayores y dejaron de beber vino, y luego dejaron de beber...viejos recuerdos de casi tres décadas aquí, casi la mitad de nuestra vida. la vinatería Yáñez, abiertos desde 1953 en madre sacramento 16, en Zaragoza

sábado, 14 de enero de 2012

cartas nocturnas

...los que necesitan complementarse es que buscan muletas
es más bien como cuando hay dos arboles frondosos
cuyas ramas se tocan
cada uno tiene su sitio

y el roce es todo lo que necesitan...
la intimidad
puede ser tanto una mirada un roce o hacer el amor
la intimidad es eso unsilencio
un aleteo de las pestañas
un suspiro que no llego a exhalarse ... CY Cartas nocturnas 2012

sábado, 10 de diciembre de 2011

cartas nocturnas

Me encanta la mujer, es siempre un tesoro por descubrir, y a menudo , descubrirle a ella misma lo que no ve de si misma, las perlas y diamantes que se esconde como una abuela avara, a lo inocente de si. A veces la mujer es su propia enemiga. Se prohíbe el placer, la risa. Se basa en creencias de otros y se niega el juegoel descubrimiento, eso me da pena...Es de mi ultimo libro. cartas nocturnas CY2011, 

martes, 29 de marzo de 2011

la mañana

una sonrisa
una carantoña
un abrazo
un beso
un suspiro
un desnudarse de cuerpo y alma
sin la mujer nada es posible
entrar en un espacio maravilloso
donde disfrutar de la compañía, el sexo, la alegría
la mujer



la trsteza, el adios...




y que has hecho esta mañana ?
un baño de espuma?
un escuchar los ruidos del bosque?
un despedir a tu amante desde el quicio de la puerta
un meditar sobre el amor?
un despedir el invierno de
snudandote sobre el tejado

martes, 22 de febrero de 2011

el amor


El amor

Enamorarte es una oportunidad de profundizar en tu corazón y dejar que emerja lo mejor de ti. Es un momento de enfrentarte a tus miedos y dejar que tu valor se imponga.
Si, que tu valor se imponga, porque no se puede ir al encuentro del amor con resquemores, con pequeñas zonas donde no dejas entrar la luz. No se puede ir al amor con una lista de agravios pasados, cometidos por otras personas que en nada se parecen a la que hoy desayuna frente a ti.
El amor es una oportunidad de refinarte, de entregar lo más valioso que tienes: tu corazón.
El amor es el gran objetivo de la vida, sin amor no hay nada. El amor mueve montañas, es cierto. Donde existe amor no hay dificultades irresolubles, los esfuerzos son livianos, todo es sencillo, más o menos costoso, pero sencillo.
El amor duele cuando no es correspondido, cuando te abres y dices: “ quiero vivir la vida contigo en amor, en entrega”, y la otra persona no está en tu mismo cuando. Es como si tu momento y su momento no encajaran.
La culpa no es de nadie, no existe la culpa. Tampoco existe el cuando, y el amor se expande como en una explosión. Ya que una vez abierto el corazón, una vez comprendido que el amor es tu objetivo, una vez hecho eso, no importa si fue aceptado o no, tu lo expresaste , con miedo, con vergüenza, llorando tal vez, no fue aceptado pero tu amor se extiende como una nota prístina a tu alrededor. No fue aceptado pero los ángeles que habitan el aire lo sienten y se regocijan alegres.
El amor es la fuente de color naranja de la que bebemos todos los días para ser felices aún en las peores circunstancias.
Y el amor auténtico es libertad de alma, compromiso de cuerpo, espíritu alto, mirada segura, sonrisa alegre.
Si ofreciste tu amor de corazón, no importa el resultado, eres amor para las piedras, los árboles, las flores…Eso es amor de verdad.

jueves, 27 de enero de 2011

un velo de tristeza

aquí el aire se vuelve un velo al exhalarlo 
un velo triste de aire perdido, un velo de amor perdido
un velo que te oculta del otro
un velo que oculta al otro
un velo

miércoles, 8 de diciembre de 2010

feliz navidad, ciriaco yañez 2010

Feliz Navidad. Ciriaco Yáñez. 2010

Llegan fechas de alegría
Llegan días de paz

Es obligado estar contento
Es obligado ser feliz

Noches de compartir
Noches de cumplir

Espíritu de  navidad


Me gustaría que este espíritu
Fuese inocente
Me gustaría que no tuviera cargas
Dolores
Culpas
Penas

Me gustaría que este espíritu no desenterrase
Resquemores
Odios
Equívocos
Recuerdos más felices
Recuerdos más tristes

Es aquí
Es ahora

Las cosas son hoy
Y serán hoy cuando hoy sea mañana
Y fueron hoy cuando el hoy era ayer
Las cosas son hoy

Hoy se puede elegir
Ser feliz
Aún en el dolor
La pérdida
La angustia

Hoy se puede dejar para mañana
La depresión
La culpa

Hoy se puede elegir
El amor
El corazón
La pasión

No porque es lo navideño
Y dura un momento
Si porque es lo que el alma pide
Y siempre está nutriendo

Corazones que se encuentran
Corazones con destino

Camino con corazón
Es camino ligero
Donde el paso es liviano
El aire es fresco
El viento siempre a favor de nuestro rumbo

Camino con corazón
Elección
Navidad de amigos
De corazones tiernos
De bondad
De vida

Navidad si,
Mas navidad sincera
Vida limpia
Corazón tierno
Mano fuerte
Vista naranja
Mente azul cielo
Pies en casa violeta
En donde seguro
desde donde
por donde
a donde
vivir inocente

Navidad inocente
De culpas
De penas
De malos recuerdos

Navidad sentida todo el año
Navidad de buen deseo
Y cuidado
Y amor
Y deseo
Y pasión
De vida buena
De bondad
De corazón

De corazones tiernos
Corazones tiernos
 andan ligeros
 andan seguros
 andan delicados
 andan vitales
 andan orgullosos
 andan amorosos
  andan alegres
El camino con corazón

Feliz navidad
Feliz vida